jueves, 20 de septiembre de 2007

Paraíso

[Escuchar con la melodía del final en play ;)]

Siempre lo tuve claro.

Desde que era una pequeñaja cual pulga que se dedicaba a correr y correr jugando sola o acompañada de más pulguitas saltarinas y llenas de risas.

Siempre supe que mi paraíso personal era y sería... el Mar.

Porque cuando perdía mi mirada entre sus formas ondulantes, inmensas y, a mis ojos, infinitas... se me iba el alma en un suspiro.

Porque el olor salado y la música de sus olas chocando contra la orilla y las rocas me relajaban y se llevaban en su vaivén cualquier resto de rabia, impotencia o miedo.

Porque parecía y parece contener los secretos de la historia del mundo, de la vida, de la propia existencia tal y como la entendemos.

Al fin y al cabo somos el único planeta con agua, ¿no?

Y ése es el milagro que hace posible otro milagro aún más sorprendente... la Vida.

La que aún no se ha conseguido crear en ningún laboratorio, con ninguna herramienta.
La que no ha podido aún ser domada por el ser humano en su más primaria esencia, en su creación.

Y es el Mar el que recibe los primeros rayos de Sol en los consecutivos amaneceres que se dan en todo el planeta, a cada minuto que su haz de luz avanza sobre su superficie cuasi-esférica.

Y dice "hola" con su respuesta espejada al sol, el cielo y las aves. Y dice "adiós" cuando el Sol se vuelve a despedir de una parte de su superficie o de una de sus orillas con sus regalos de naranjas imposibles e irremediablemente hermosos.

Porque, en el fondo, todos somos gotitas del mismo mar.

El mismo que nos dió la posibilidad de "estar" de "ser" de forma indirecta hace miles de millones de años.

Ojalá políticos, países, dogmas, religiones e ideologías varias comprendieran de la esencia de la vida, de lo común, de lo indiferente de las minúsculas diferencias que nos "separan".

Y que una brisa de mar me vuelva a llenar el alma de sal, el aroma de la existencia.



*** Ludovico Einaudi - Devenire ***

3 comentarios:

Kichiaya dijo...

A mí también me encanta el mar, o mejor dicho el agua en general, si fuese un animal lo más probable es que fuese pez, para poder surcar los océanos a mis anchas.

Jei dijo...

yo tp podría vivir sin el mar!

además, soy una privilegiada, lo veo todas las mañanas desde mi ventana :)

Mar dijo...

kichi: ^^ o un animal marino o una gaviota, ¡¡cuánta libertad!!

jei: sip, eres una chica afortunada :), pero bueno, yo tampoco me puedo quejar xDDD lo tengo a 10 minutos de mi casa