lunes, 24 de marzo de 2008

Mi guitarra y vos

(Hay tantas cosas, yo sólo preciso dos... mi guitarra y vos...)

Y es que en poco tiempo han pasado 6 meses, porque un mes se siente y se vive, es algo más que lo que anda escrito en cualquier calendario.

Hay meses que son largos, y meses cortos, aunque la diferencia entre ellos sea poco más que uno o dos días, o ninguno.

Pero la rapidez de esos seis meses se trata más de la suavidad con la que han pasado, del cariño con el que nos han tratado o de cómo nosotras nos hemos dispensado cariño en el transcurso de ese tiempo para darle el tacto de terciopelo, el aroma dulzón de la ternura, el brillo hermoso de los ojos que se quieren con guiños de luz intercambiados.

De notas musicales, el arrullo del mar, el olor a sal y las voces al viento.
De momentos inesperados, besos que se derraman inundándolo todo inevitablemente, sorprendentemente.
De lágrimas de alegría y lágrimas de desahogo.
De hombros que absorben, brazos acogedores, oídos que escuchan.
De risas escandalosas.
De silencios.
De palabras que explican... de conclusiones nuevas, de uniones que se estrechan.
De muebles, de ideas alocadas de futuro, del pulso constante del presente para allanarnos el camino.
De asumir, de admitir, de confiar, de contar algo nuevo... y del agradecimiento cuando las reacciones son las mejores.
De vivir, de soñar, de estar a tu lado.

(uno sólo conserva lo que no amarra)




4 comentarios:

Kichiaya dijo...

¿Y para cuándo algo tuyo? Quiero oir como tocas las cuerdas...

Mar dijo...

lee mi mensaje en tu blog xD

Pullover dijo...

Vamos mañana a las canteras por la noche y te canta!!! Si no pues a j... XDDDD es broma

Pero seria buena idea eso de publicar algo tuyo ^^ nunca se me habia ocurrido.

Muchas gracias por el post :D

Multifuncional dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.