domingo, 26 de octubre de 2008

Bipolar

A ratos en sintonía con el mundo. A ratos enfadada, peleada, con todo el en su conjunto.

A veces en mi mundo, y no hay quien me saque de ahí, otras, extrovertida, abierta.

Días -o ratos- de alegría, felicidad. Otros de caos absoluto interno-externo.

Arriba y abajo, fuera y dentro, covencida y segura, insegura y titubeante.

¿Qué ha pasado que de repente la vida es una montaña rusa de picos y puntos de inflexión que se suceden varias veces en una sola semana?

¿Han sido las pastillas que con sus hormonas me han devuelto la adolescencia en su estado más puro? ¿Es que realmente todavía no he dejado de serlo, pero no era consciente hasta ahora? xD

No lo sé.

Supongo que forma parte "del pack" ser tan sensible, para lo bueno y para lo malo, para poder ser yo misma y poder arrancarle a la vida trocitos de alegría. Y para decubrir precisamente eso, qué soy yo y, que ese "yo" no es más que un cúmulo de incoherencias no tan incoherentes en el fondo que me dan ese abanico de posibilidades cotidianas. Yo alegre, yo triste, yo segura, son asustada, yo neurótica, yo "hippie".

En fin xD desvaríos aparte... me voy a estudiar, a ver si hago algo "de provecho" xD

(inolvidable fin de semana eso sí, con lo malo... y con lo bueno, porque al menos la curva remontó hacia arriba ^^)

2 comentarios:

Pullover dijo...

Acuerdate de la montaña rusa en la que nos montamos este verano, y te daras cuenta de que antes de subir, daba miedo. Una vez estás en ella te ries.

La vida es una montaña rusa cielo XDDD unas veces mas tipo Dragon Kan! q otras..pero eso,que al final no te parece tan dura.

(K)(K)!! Guapa!

Mar dijo...

:) supongo que lo que asusta de la montaña rusa es mirar hacia arriba, no estar dentro de ella

muchas gracias cielo ^^

(K)!!!

(me encantas!!! :D)