viernes, 19 de febrero de 2010

No es sólo una carrera...

¡¡es la fórmula 1!!

Bueno, coñas aparte, no, la Medicina (y con ello me refiero a todo lo que gira en torno a ella, enfermeros y auxiliares de enfermería incluídos, entre otros) no es sólo una carrera.

Hay mil y un motivos para pensar esto, así que, aunque no los pondré todos (porque se me olvidará alguno, porque si no el post sería eterno, porque... eso, es mucho, y así que cada cual añada uno en los comentarios, si le vienen a la mente ^^):

1- Es mucha materia. Estudias a piñón, aprendes muchísimo, y aún así, a veces... suspendes. Por varios motivos, y no ya sólo por su complejidad, sino porque el listón está alto y ese "7 para aprobar" a veces se hace muy puñetero. Otras veces (que suele ser cuando, al fin, apruebas), lo agradeces. Porque te "das cuenta" de que no te merecías aquel aprobado, que no te lo sabías, que ahora tienes mucha más seguridad y dominio de la materia. Que eso es indispensable.

2- La deducción, el realismo. Es necesario, por un lado, acostumbrar tu cabecita memorizadora al sentido común, a las situaciones reales, a encajar piezas del puzzle e intuir cuál es la siguiente a buscar (y de ahí las pruebas que pidas y lo que trates de encontrar). Y de ahí el tratamiento... Porque si no, en la vida real, no tienes nada que hacer.

3- Tratamiento, que, por otro lado, recibirá una persona. Una persona como tú misma, como tus hermanos, como tus padres, primos, amigos, tíos... Por eso, es esencial la relación médico paciente. Que te ubiques. Que tratas con una persona y no con un órgano, o sistema. Explicar con claridad, con metáforas si hace falta, dar las opciones. Y esto es esencial, para tranquilizar (que la incertidumbre es lo peor) y para que entiendan lo que deben hacer (que he oído cada cosa... como gente que se "rocía" la insulina por encima).

4- Porque es la mezcla más explosiva que se me pasa por la cabeza entre conocimientos (al cuadrado, cubo o lo que sea) y humanidad. Por eso no es sólo una carrera. Sino que, a poquitos, sin que te des cuenta, se convierte en una parte de tu vida.

Y por eso, es una relación muuuuuuuuuuy intensa. Que te da grandes alegrías, y otros grandes chascos, preguntas, dudas... Pero al final la respuesta sigue siendo la misma, seguir ^^

10 comentarios:

*Rita* dijo...

Es bueno que tengas esa visión de la carrera, yo tb la tengo de la mía, y eso de que a veces suspendes y cuando te vuelves a presentar apruebas y con más seguridad es una verdad como un templo (aunque a veces te suspendan en vez de suspender tu x ir floja xD)
Me alegro que te guste lo que estudias ^^

Verónica (peke) dijo...

No lo dudes, lo importante es luchar y continuar...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

Pilistruski dijo...

Eso pasa en muchas carreras, a veces pienso en arquitectos o ingenieros de estructuras, un fallo en su "estudio" y la cantidad de vidas que se podrían sesgar en un segundo...
Lo que yo veo de especial en las carreras de la salud es la motivación y la dedicación. Yo puedo hacerte tranquilamente un estudio de los reactores de una planta química, y lo haría como quién hace un crucigrama, por aburrimiento y con el mismo interés que puedo dedicarle a depilarme las piernas. Eso no suele pasarle a los médicos (tengo bastantes amigos que acaban de sufrir el mir)La mayoría eligió ese camino por gusto y no pensando por ejemplo en el dinero como pasa con muchas otras profesiones.

Vitote dijo...

Como ya dije en mi post, le dedicaré algo a este tema. Esta carrera cambia totalmente tu forma de ver el mundo y a otras personas, a unos para bien y a otros para mal, pero sobretodo porque a quien cambia para bien le enseña a valorar. Aprendes a ser un humanista que vive como un marine, y te lo dice un tipo que está en periodo de tregua muerto de ganas por volver a la trinchera, que es mi lugar natural.

A cuidarse

Desi dijo...

Así es...por no hablar de chascos tales como que te cambien un examen de fecha a causa de un temporal, y luego cunda el pánico y no haya organización para poner una nueva fecha, porque sin 72 horas de antelación, no se pone un examen...!qué de cosas! xD

BlackZack dijo...

Lo que has dicho es todo cierto, la relación con la Medicina es muy intensa, y sí, se convierte en parte de tu vida.

Ains... pero a que mola ^^

carmncitta dijo...

Ya te digo, y te das cuenta de muchas cosas cuando estás en el ajo, de valorar lo que tienes, no sólo enseñamos y ayudamos a los pacientes, ellos nos dan a veces mucho más.

Farera dijo...

Adrenalina a tope, por eso estoy estudiando lo que estoy estudiando. Y si sale bien, pronto podré poner la sirena a todo trapo!!!!
yuhuuuuu

´´Saray´´ dijo...

Lo del 7 para aprobar me parece fantástico ¡¡no lo sabía!! y me quedo más tranquila por si algún día tengo que ir al médico. Está genial que os exijan tanto porque así salen profesionales de los buenos.
Un saludo (me acabo de topar con tu blog).

A.Blume dijo...

Qué envidia...si es que tendría que haber estudiado Medicina XD