sábado, 28 de agosto de 2010

Subida...

... a las ondas, del mágico volcán musical.

Noche cerrada, a solas conmigo misma, que me sabe bien -tan bien- de vez en cuando.

Mis auriculares y una guitarra comienza un solo, que introduce a una canción. Canciones, canción de autor, que cuentan historias, historias de verdad. Sin tanto cuento de hadas -de mentira-, sin pintar la realidad con el color de un cuento Disney pero sí con la capacidad de sacarle los colores a la vida, entre todo lo bueno y malo que nos va tocando en el día a día.

Eso es lo que encuentro en la música de autor. Algo que suena a "de verdad".

Y entre historias, y melodías agradables, me dejo resbalar, y dar vueltas, y flotar, entre las líneas de lo que tengo y lo que no. De lo que es y lo que fue, del podría ser... Soñar, soñar, y sentir, por el simple amor a mi lado más sensible. Por sentirme viva.

Y me queman por dentro las ganas de echar tantas y tantas cosas fuera en forma de canción, de tirarme una tarde entera con la guitarra, probando, tocando, cantando, dejándome evaporar entre las notas de alguna canción que tímidamente eche sus alitas a un primer vuelo, llena de cosas que decir.


Y ya de paso, como broche final del post, añado un link a Ardiel Zaya (picar), cantautor de por aquí, con muchas canciones adorables llenas de mensajes y además, muy buena gente ;)


Ganas de seguir

4 comentarios:

Pilistruski dijo...

Pues a expresarse, más "artistas" debería haber por el mundo dispuestos a manifestarse sin complejos, coartarse, empequeñecerse, tragarse lo que piensan, sienten. En fin...anulando lo que son. Besitos parisinos

Little Zebra dijo...

:) Me ha encantado la cancion, letra y musica. Me lo apunto y le seguiré la pista.

Un beso!

Marcela dijo...

seguramente tus canciones salen de dentro y son geniales, espero escucharte alguna vez.

Campanilla dijo...

Seguro que tu música es tan auténtica como tú.