viernes, 24 de septiembre de 2010

Hay otras cosas en el mundo...

... aparte de la medicina.

Sólo que a veces se me "olvida". Y como un blog nace de la vida y milagros y pensamientos creados por su protagonista principal a la hora de entenderla y digerirla... pues supongo que he llegado a un punto en el que, por fin, le cojo el tranquillo al mundo médico.

Por otra parte, es una profesión que no es "una profesión", de alguna manera es tu vida.

Y es así como, poco a poco, me intereso más en leer alguna laguna por mi cuenta, en estudiar no sólo para aprobar sino porque hay cosas que son útiles y no me gustaría dejar en el tintero por si el día de mañana sirven para ayudar a alguien. Porque cada vez que hago un turno nuevo de prácticas hay caras que no se me olvidan. "Casos" que son personas y cuando me los estudio, les recuerdo a ellos. Y otras tantas cosas...

Ayer tuvimos una clase preciosa en Cancerología. Trataba sobre afrontar una muerte cercana e inevitable y, en general, lo que viene con el diagnóstico de un cáncer terminal. Cómo el apoyo al paciente y la familia son indispensables, y cómo es imposible hacerlo bien si no "maduras" tú mism@ por dentro la idea de la muerte como algo que ocurre. Y que todos podemos morir (y lo haremos). Y si eres capaz de aceptar eso, eres capaz de ofrecer consuelo a quien lo precisa.

Porque hay algunas personas que no saben lidiar con ello y lo único que le dan a sus pacientes es frialdad, fruto de una distancia emocional con la situación demasiado grande.

La clase nos la dió un médico de la Unidad de Paliativos y lo hizo genial (y creo que a más de uno le asomaba la lágrima por el ojillo). Por un lado, captabas la idea que quería transmitir, sobre acompañar y morir con dignidad sin tanto "ensañamiento terapéutico". Por otro, evocaba quizá más recuerdos de la cuenta (o tal vez los necesarios).

Pues eso, que tiene todo mi respeto y mi admiración. Y porque vivir el día a día con pacientes que "se van a ir" en breve requiere muchísimo coraje y mucha mucha humanidad.

“Si podéis curar, curad; si no podéis curar, calmad, y si no podéis calmar, consolad.”

.

Yesterday - The Beatles



11 comentarios:

SaRiTiSiMa dijo...

Me encanta saber q teneis ese tipo d clases. Sabes?? volvi a pasar por esto, con mi madre, va a hacer un año y a pesar d q tod@s los medicos, enfermer@s y auxiliares se portaron fenomenalmente y muy profesional... cierto es q resultaron demasiado frios: sobre todo la medico q la atendia. Yo lo entiendo pq no puedes lidiar con la muerte todos los dias y mezclarte con el dolor d la familia sin q te afecte... por eso aplaudo q os enseñen a hacerlo, cuando menos, mejor... es algo en lo q ganamos TODOS!!

Besos Dra. :-)

Pilistruski dijo...

Creo que la máscara de frialdad que se ponen algunos es como una armadura de protección...según estamos educados, viendo la muerte como algo horrible, lidiar con ella día a día, ver a las personas sufrir, llorar y desesperarse debe ser una sensación bastante insoportable. Supongo que por eso acaban viendo a las personas como "casos", números o códigos de barra y no como las personas que realmente son...Vamos, prefiero pensar eso a q son insensibles o gilipollas, q por desgracia también hay mucho de esto...Está bien ver que hay gente que se preocupa por ver más allá del papel. Esperemos que en 20 años, sigan haciéndolo.

Miriam dijo...

Totalmente de acuerdo... :) Me ha encantado la frase del final... Consolar, dar apoyo y tratar de entender la situación... el mejor tratamiento :)

Un besooo

BlackZack dijo...

Me habria encantado estar en esa clase, por lo que cuentas. Espero el año que viene que me transmitan lo mismo emocionandome asi. Ya al leer tu entrada no puedo evitarlo, y encima has puesto una cancion que para mi tiene muchisimo significado y mas en lo referente al cancer y los cuidados paliativos.

Una de las cosas que a mi siempre me han interesado es como afrontar esos momentos, porque se que seran duros, que habra que sacar toda nuestra humanidad de dentro para acompañar en esas situaciones. Se puede tener mas o menos pericia, pero todos los que se dedican a la medicina tratan mas tarde o mas temprano con la muerte, y es obligacion de todo aquel que quiera dedicarse a este oficio lo que has dicho en la frase del final.

Seishi dijo...

Y siendo alumna de prácticas tuve que afrontar el ver cómo le comunicaban a alguien que tenía un cáncer incurable. La verdad es que no recuerdo si la doctora con la que estaba actuó bien o no. Sólo recuerdo que me dejó de llegar sangre a la cabeza, y que no pude respirar hasta que vi la reacción del paciente. En esa ocasión fue la incredulidad. No sé realmente si eso me hizo sentir alivio o aún más congoja.

Marcela dijo...

mi respeto y admiración para quien, como tú, se toma su profesión médica de una manera humana, gracias de parte de tus pacientes.

Shhh... dijo...

Es genial que vivas así tu profesión, es lo justo :)

Un beso

Mar dijo...

@saritisima: claro que sí :) es algo muy delicado porque influyen también los propios miedos y "asuntos pendientes" del personal que te atiende, pero claro, también hay personas con mucho talento que saben ser cercanos en el día a día y sobrevivir a ello, como el médico de Paliativos que nos dió la clase. Espero q estas cosas sirvan en un futuro para hacernos mejores ^^ Un beso enorme! (K)

@Pili: bueno, es mitad y mitad de cada, hay gente que no debería dedicarse a eso y gente que simplemente tiene mucho miedo. En fin!! Espero no ser así :)

@Miriam: es una cita que nos dió el profesor en la clase y me gustó mucho ^^

@BlackZack: creo que realmente esa es la parte más difícil en el mundo de la salud. Te encantará cuando lo veas el año que viene :) luego en 6º hay una optativa más intensiva aún, si tienes ganas.

@Seishi: Aiins! (K) Es justo la noticia que nadie quiere oir. Pero bueno, después hay pacientes que lo viven con un aplomo asombroso. Y como decían, es necesario decirlo, porque todos tenemos "asuntos pendientes" que nos gustaría resolver en vida.

@Marcela: gracias a tí :)

@Shh: muchas gracias a tí también, un besito! ^^

Nebulina dijo...

Hay más cosas, pero al final todo acaba siendo Medicina.
Este año iba a elegir paliativos de optativa pero me viene mal el horario..aún así es un tema que me interesa muchísimo porque todos nos daremos de bruces con ello, como médicos o solo como personas. Y hay que saber cuando decir basta, cuando no se trata de curar y luchar, si no de cuidar y dar la mayor dignidad posible
Un besazo

siempre anónima dijo...

Ejercer la medicina tiene que ser muy difícil y más aún si se trata de trabajar en la unidad de paliativos. La frase del final es muy interesante, voy a dejar una de la Doctora Ghislaine Lanctot que me gustó cuando la leí.
"Cada vez que nos comportamos de manera diferente a la de un dios nos ponemos enfermos"

Mar dijo...

@Nebu: pues sí que es importante :) Y nunca es fácil. Pero al menos aprender a ser capaz de no añadir más sufrimiento a una situación que de por sí es dura. Y bueno, le doy la vuelta a tu frase: enfrentarse a la situación "sólo" como médico o como personas (que al fin y al cabo es cuando te afecta más profundamente). ¡Aish! Un beso grande :)

@Siempre anónima: bienvenida por estos lugares ^^. Hacer las cosas bien te eleva el espíritu... hacerlas mal sólo empeora tu imagen del mundo (y de tí mism@). Besos!