viernes, 26 de octubre de 2007

No tengo cabeza

Definitivamente no me queda, no tengo, no doy más de mí... ay!!

Estoy cansadísima después de dos días intensos y raaaros-raaros-raros.

¿Lo digo?

Vale, pero cortito xD

Ayer estaba con La Susodicha, en una zona solitaria, en un banquito, en plan meloso total, viendo las estrellas y todo lo bonito de la vida hasta en un cacho de papel tirado en el suelo... vamos, en el paraíso (el nuestro). Cuando apareció de la nada un chiquillo pidiéndonos fuego, le dijimos que no, volvió, nos lo volvió a pedir y saltó conque un mechero "carísimo" se le había caído debajo del banco... nosotras a medio camino entre nuestra burbuja y la realidad, no terminábamos de fiarnos de él pero tampoco de "no-fiarnos", así que en ese momento de despiste, agarró nuestros bolsos y... salió corriendo ¬¬.

Mis insultos al viento de poco sirvieron xD (pero desahoga eh!), y después de estar un par de minutos en shock y repitiendo sin parar "lo sabiiiia... es que lo sabía!! diooos!" ... las dos nos dirigimos a una cabina pero en nuestra ruta encontramos a dos policías locales. Dimos descripción del chiquillo (adoro mi memoria en situaciones asi xDD) entre las dos, el tío nos dijo que nos fueramos a la comisaría más cercana y que ya nos localizarían si descubrían algo. Así que compuestas y sin bolsos allí fuimos.

Pasamos la media hora más larga de nuestras vidas (o al menos de nuestros últimos años) y llamaron.

Con los ojos como platos escuchamos que habían encontrado al ladrón, que andaba con su amigo por ahí cerca y que lo habían recuperado todo o eso creían.

De ahí a otra comisaría, la que correspondía a la zona... reconocer nuestras cosas, charlar con los polis ("yo conozco a tu padre!... y a tu hermano! dale saludos!" -a la susodicha- y "tú madre es sueca?? yo nací allí!!" -a moi-). Pues en este plan, ambiente familiar y curioso, yo con una rosa imposible de esconder, el jefe de la comisaría diciendo "uyyyy! y eso?? ayay, ¡y te brillan los ojos!" ¬¬... esperamos hasta que nos prestaron declaración.

Y una vez hecho esto, poco más tarde, nos llevaron a casa.

Madre mía.

Qué barbaridad.

Y esta niña toda feliz porque tiene vocación policial naciente (debe ser cosa de familia...) mirándolo todo xD (qué mona).

Pues eso. Llegué a las tantas de la madrugada, después de horas y horas de papeleo y esperas y me levanté hoy con la sensación de no haber dormido nada. Creo que aún tenía demasiadas imágenes sin procesar en la cabeza.

Hoy arreglé mi móvil (jamás apareció), descansé, quedé... fuimos a comisaría (mañana es el juicio) y volví de noche ya.

Y tengo un sueño que me muero xD

Así que tras intentos frustrados de estudiar (sí estoy mal... muy mal), creo que me voy a la cama.

Qué extraña es la vida.

Pero como dicen por ahí, de todo se aprende, ¿no?

Pues eso, un buen cacho de ingenuidad quemado xD, nunca mais.

¡Besos!

3 comentarios:

Stoner Queen dijo...

Por lo menos recuperaste parte de vuestras cosas...pero..lo mas interesante, no vas a contar la historia de amour!!!Sueltalo todo, quien es ella? En que lugar se enamoro de ti?? ajajaj!!

Muackaaa!!

SinMedida dijo...

Estoy con stoner.
El morbo me corroe por todos los poros de mi piel :F

Pero qué torpes sois, madre mía. Porque correr, no era una opción no? Mejor gritar, que la voz es más rápida xD

Muaaaaas

Mar dijo...

sii, lo cogimos casi todo y lo cogimos a él! wajaja xD

shiquillas morbosas... desde lueego! yo contando aventuras policiacas y ustedes insistiendo con la novela rosa xDD , caerá, caerá... cuando encuentre un huequito xD

hayquevé

besiiiiiiitos!