lunes, 22 de octubre de 2007

Paralelismos

Qué bien descubrirte así, tan constante, tan fuerte y tan distinta. Pero tan tú. Aún.

Qué bien descubrir que sé quién soy y qué quiero, después de todo. Después de la erosión del tiempo, los baños de alma en tierras extranjeras y las lágrimas purificadoras que se evaporaron hace tiempo.

Qué curioso, también, todo.

Qué curioso descubrir que las cosas son iguales y diferentes al mismo tiempo. Que ocurren cosas similares a los dos lados del mar, distintos personajes y, por ello, también ligeramente diferente la historia.

Que estoy, que estás, que estamos... enteras.

Y me doy cuenta de que todo sigue su curso, y es como debería ser.

Que al final no encajaron ni los kilómetros, ni las prioridades, ni las maneras de entender la realidad, las relaciones. Pero que lo hicieron durante unos meses mágicos que siempre quedarán en la memoria, dispuestos a arrancar una sonrisa de vez en cuando, con el aroma de un perfume o los acordes de una canción.

Soy feliz porque sé que tú también lo eres, que sigues siendo fuerte.

Soy feliz porque he podido encontrar un camino, de nuevo, y he sabido hacerlo mío.

Soy feliz porque, además, tengo una mano que apretar, unos ojos que me sonríen y un alma que me entiende y me comprende.

Con mis cosas extrañas y no tan extrañas. Con mis contradicciones, mis simplificaciones y mis silencios.

Es curioso ver que el curso del mundo sigue, móvil, rítmico, como las olas del mar cada mañana, cada tarde.

Como el sol al salir, al ponerse.

Como la vida misma.

[sonrisa]

7 comentarios:

Galletita dijo...

Adoro los paralelismos...

SinMedida dijo...

Joder.


Y sí, no digo nada más.

Michiru dijo...

Me encanta ver k vuelver a ser tu en tupura esencia y oirte decir k ha encontrado tu camino cn esa mano a la que agarrarte.

;) Besitos wapa!

Stoner Queen dijo...

Heyy, que guay! Se te lee increiblemente feliciana (XD), creo que el viaje a Londres te ha ido genial, desde que volviste la vida te sonrie, sera porque tu tambien a ella, jeje!!

Muaaaaaaaaaakas!

Kichiaya dijo...

Esa forma de acabar es de un final feliz, ohh dios, si yo tuviera esas rupturas no comería tanto sorbete de limón ni vería clásicos los sábados por la noche.

Tómale el pulso al corazón y gana la batalla.

Muac!!

Mar dijo...

muchos thankius to everybody!!

ains sí, que ya era hora de agarrar la vida por los cuernos y ver más allá de mi propia oscuridad

que la vida son dos días y no merece la pena tirarse día y medio dormido entre fantasmas ^^

besitos!!

pd. dolorosa... sí, fue dolorosa (al menos para mí) kichi... simplemente ya era hora de pasar página y cerrar capítulo

Mar dijo...

...eso sí, los sorbetes de limón con película merecen la pena xDDD, mmM!