sábado, 3 de noviembre de 2007

Carrousel

Los días pasan, se suceden, se encadenan, uno tras otro y, sin embargo, cada eslabón único, verdadero, irrepetible.

La vida adulta avanza sus pasos inexorablemente, tiñendo de nuevos colores y responsabilidades lo conocido hasta ahora. Lo enfrentado hasta ahora.

Denuncias, juzgados, trabajo, gastos, "ser consecuente", poder con todo eso y, además, sacar los huequitos necesarios para pasar tiempo con la "gentucilla adorable", con Ella, con mi familia... y ser capaz de sacar lo mejor de mí, aunque a veces acabe más quemada de lo que me gustaría. Tengo que coger más rodaje. Y, sobre todo, -y eso vale para ahora y para siempre- no perder la empatía. Creo que es una de las virtudes más importantes de una persona, y, más que nada, en las relaciones que esa persona mantiene con cualquier persona mínimamente importante para ella. Porque a veces te haces tan "ombligo del mundo" con tus propios problemas y rutinas que no te das cuenta de muchas cosas. Y no "estás ahí", casi sin darte cuenta.


Ains.

Cambios, cambios...

Ella sigue avanzando pasos en mi universo personal. Sigue, poco a poco, introduciéndose en mis pensamientos, en mis días, en... Mí. En mi corazón. En ese órgano palpitante que tan protegido tenía con malezas y mil trampas, por temor a que otra daga lo atravesara y no resistiera el último ataque. Ella sigue su camino al interior... a veces me cierro un poco pero tiene la sorprendente habilidad de quitarle importancia a cualquier cosa, habilidad que me relaja, me da confianza y, cuando menos me lo espero, estoy de su mano y ella continúa, de la mía, el camino hacia adentro.

Y aún así, a veces, en ramalazos, me ataca Su recuerdo. Como era, como fue, como hubiera llegado a ser si todo fuera distinto. Las típicas preguntas sin respuesta y, en su mayoría, preguntas sin sentido.

Pero supongo que una parte de mí se quedó con la miel en los labios y aún se recupera de aquello, aprendiendo a comprender que ya no queda nada de eso, que no hay dulce, ni perdón, ni nada ahora mismo lo suficientemente fuerte para que todo vuelva. Que de todo se aprende. Que ya terminó. Hace más tiempo, en realidad, del que realmente soy consciente "por dentro".

A veces me visita en sueños. Otras sueño despierta. Y, muchas otras, gracias a Dios(a), me pierdo tanto en los ojos de Ella, en el abrazo de Ella y los besos de Ella, que la realidad se hace contundente, física y lo suficientemente intensa como para que me sienta segura del ahora, de las decisiones y de los sentimientos que crecen, poco a poco, precavidamente, en mi interior.

Ains.

A veces la intensidad me ataca desde dentro.

Supongo que a veces, también, es necesaria un poco de introspección.

Para no marearse, para no confundirse, para no perderse con este carrousel de la vida, que no deja nunca de dar vueltas...

Image Hosted by ImageShack.us
TAG this image

------------------------------------------------------------
.
.
.

4 comentarios:

Kichiaya dijo...

Ayy, qué bonito es estar enamorado! La verdad es que no sé que decir ante post así porque Ella, solo la conoces tú, sólo tú sabes cómo es, cómo piensa. Y desde luego, debe ser una persona excepcional, pues de otra forma, no te habrñia escogido.

Stoner Queen dijo...

estoy de acuerdo con lo de la empatia, espero encontrar a alguien alguna vez que comparta eso conmigo...es uno [de tantos] defectos de mi ex, y eso me destrozó! Pero insito que me das esperanzas de creer en el amourrrrr again!!!

Disfruta por todos nosotros, niña que lo mereces!

Muaaaaa!!

Jei dijo...

no serás cáncer? porque esa manía de echar de vez en cuando la vista atrás es muy "nuestra", jejeje.

tienes razón, no hay que perder la empatía (lo intento todos los días), aunque eso, a veces, hace que pierda mi simpatía ;-)

me ha encantado eso de que la realidad se hace física y contundente.

un besazo!

Mar dijo...

oooh thankius kichii!!! :D eso merece un abrazo fueeerte!

asias miss stoner ^^, la empatía se encuentra... claro que siempre hay personas con las que es más fácil que con otras, pero por eso mismo, es algo de lo que te das cuenta enseguida y luego... no la dejes escapar!! xD

y nop, jei, no soy cáncer xDDD sólo que me gusta recapitular d vez en cuando, será que hubo algún lío raro en el sistema solar el día que nací y por eso saqué dejes de cáncer xDDD, uhm! besos granndes!