martes, 23 de noviembre de 2010

Huellas


El material casi mágico que compone al corazón está lleno de huellas, puedes ignorarlas, puedes dedicarte a pasar el dedo sobre ellas una y otra vez sin ver más allá... puedes llegar más lejos, y llevarlas contigo como las heridas de guerra que demuestran que has vivido.

El caso es que nadie puede borrar esas huellas. De todas las discusiones en las que estuviste metida, de todas las veces que tuviste un miedo aterrador, de las posibilidades que se repetían en tu cabeza como si fueran a ocurrir de un momento a otro... Huellas de infancia.

Huellas también de las cosas buenas, de los momentos bonitos a pesar de los malos.

Huellas del amor que abrió la puerta necesaria en tu alma para darte cuenta de que alguien podía querer entrar. Y quitar muchas telarañas, inseguridades profundas, más miedos (y el fechillo de seguridad).

Huellas de cada rechazo... y más que eso, del rechazo continuado, de anhelar sin tener, del podría ser, de aguantar, y aguantar, y aguantar... y caer de nuevo.

Pero son solo eso, huellas. Reflejos del pasado. Espejismos intangibles que juegan a confundirte de vez en cuando. Pero han cambiado tantas cosas... y tú también. Es hora de hacer el sol brillar, y cerrar los oídos a los susurros de lo que fue.


Norah Jones - What am I to you?
.

8 comentarios:

Desi dijo...

What am I to you, tell me darlin true...to me you are the sea =) Siempre me gustó mucho esta canción ^^ Y oye, sí, las huellas están ahí, pero hay huellas que se borran y deben ser borradas... =)=)

Mar dijo...

sí, es preciosa ^^

pero hay huellas imposibles de borrar, al menos a las que yo me refiero

un besito! ^^

Butterflied dijo...

Huellas, cicatrices, manchas, lunares, remiendos, marcas de polvo alrededor de donde alguna vez hubo algo...

POP dijo...

Yo hay huellas como las de la foto, que prefiero que se las lleve el mar y se borren.

Pero incluso esas molas, hoy te hacen ser como eres, y creo que con frecuencia a mejor porque te hacen más fuerte.

Y por otro lado, las buenas, esas que no hay marea que borre son como una fuenta de sonrisas, porque por muy lejanas que estén, siguen estando ahí provocando sonrisas :)

Saltinbanqui dijo...

Es cierto, hay q cosas q no se borraran, pero si se pierden un poco en el saco de los recuerdos.
:)

Ana dijo...

Me gustan las huellas, aunque sus recuerdos me duelan, aprendi de esos momentos y de algo me servio.

Besitos

Anónima dijo...

Y tan imposibles... huellas que asfixian.

JJCustodio II dijo...

Si puedes dale una mirada a mi blog.
Saludos desde Perú.
http://medandroll.blogspot.com/
JJCustodio II