miércoles, 15 de diciembre de 2010

Escribir...

... es algo que se me atraganta últimamente.

No sé muy bien de qué escribir o por dónde empezar. A veces da la sensación de que entre tanta "filosofía personal" me repito una y otra vez, porque, en el fondo (y no tanto), yo soy yo. Sigo siendo la misma en lo más básico y, en estos años, aunque haya adquirido muchos matices, nada ha cambiado de verdad.

Me parece que la función de mis textos de "autoayuda" o filosofía, o como se quiera llamar eso, son más un llamamiento a mí misma, una manera de autotranquilizarme, de ser mi propia terapeuta para ahorrarme el dinero en un psicólogo xD y porque en el fondo, (y una vez más... no tan en el fondo), soy una fábrica de ansiedad en cantidades industriales, o una locomotora mental que se anticipa a las cosas y se inventa cuentos uno detrás de otro. En resumen, un nervio con aspiraciones hippientas.

Tal vez la falta de inspiración se deba también a que ya no voy a la playa, mi ciclo circadiano está patas arriba, giro en torno al examen de Pediatría, no hay amor en mi vida y lo suplo con series en la pantalla del ordenador y cotilleos variados, estoy algo desencantada con la vida y en lo que yo llamo "punto de inflexión". Que es cuando le das vueltas a la inercia que has establecido en ese punto de tu vida y abres un poco los ojos para evaluar si es realmente lo que quieres. Si te sientes satisfecha. Y si no... ¿por qué? Qué es lo que hay que cambiar, lo que no cuadra, lo que "haces por hacer" pero que ya no te hace ilusión o, directamente, no tiene demasiado sentido y, quién sabe por qué, a lo mejor en un momento de pereza mental, lo dejaste estar.

Vamos a llamarlo así, sí. No es un momento de no-inspiración. Es un "punto de inflexión". De encontrar sentido a las cosas, cambiar unas cuantas y así, la ilusión volverá a la vida.

A ver, a ver...

3 comentarios:

Pilistruski dijo...

pfff, esta entrada podría estar perfectamente en mi blog...a la filosofía la llamo mi "rollo zen", los puntos de inflexión tb han salido alguna vez a colación, y lo de escribir...parecido andamos, mis últimas publicaciones son más porosas q una mousse...
La inspiración llegará cuando le plazca, igual que el amor,je.

Darácer dijo...

Creo que todo tiene su lado positivo en esta vida, quizá la falta de inspiración se suple con un realismo distinto al que se da cuando "flotamos", es otra manera de ver las cosas y conocerse a uno mismo. Los tiempos mejores llegarán; sin lugar a dudas y serán mucho más apreciados y gratos. Un pasito más, un pasito menos... lo importante es que estás en el camino... Besazos!!

Mar dijo...

@pilistruski: aish... a veces parece que son oleadas cósmicas que cogen a mucha gente a la vez xD. No nos queda otra que dejar que nos sorprendan por su propio pie. ¡Besitos!

@darácter: me ha encantado :) eres un chico sabio y optimista ^^ y tienes mucha razón. Los relieves que encontramos cuando no estamos flotando pueden ser mucho más ricos y servirte para aprender más sobre la realidad que te rodea. Y después de cada tempestad llega una calma que es más y mejor :) al menos más valorable ^^ Beeeeeesos cantautorillo!