domingo, 1 de mayo de 2011

"Es mejor no hacer nada...

... que hacer cualquier cosa", o eso dicen los sabios sobrecitos de azúcar filosóficos.

Y aún así, siento la compulsión de escribir sobre... ¿cualquier cosa? Tengo unas cuantas ideas en la cabeza, pero soy una mariposa indecisa que no sabe sobre cual posarse, es lo que llamo "estado nube", ese momento lleno de bocetos mentales que aún no se han condensado. De hecho, alguien, que me conocía bien, me decía que eso era porque soy un signo de aire y soy una nube en mí misma. Y así es como se puede escribir todo un párrafo sin decir nada. (xD)

Pero bueno, para no perder la costumbre, estos son los retazos que ha arrojado esta semana...

-La importancia de hablar, como puedes pensar mucho en algo y después, así, se disuelve en un microsegundo, como si nunca hubiera existido.

-Que somos todos muy diferentes, con nuestras virtudes y defectos. Es bueno recordarlo, porque si bien tampoco podemos dejar de pensar y hacer balance sobre las cosas que nos gustan y molestan de los demás, no es bueno ensañarse. Nunca lo sabes todo de los demás, de sus circunstancias o, a veces... de tus propios defectos y miedos que a lo mejor estás tratando de alejar de tí, en pleno mecanismo freudiano de defensa desenfrenado.

-Pero que tampoco hay que perder "la brújula interior". Tu experiencia te da todo ese despliegue de maneras de reaccionar y clasificar las cosas por algo y, aunque nos equivocamos a veces, despiezar la realidad que me rodea me ayuda a ubicarme mejor y saber qué lugar ocupan los demás en mi vida y yo misma en la mía.

Y eso, que la vida es un sube y baja constante, con sus pequeños-grandes puntos de inflexión desperdigados en el tiempo. Lo bueno que tienen, es que llaman a un nuevo equilibrio y el equilibrio, aunque muchas veces sea efímero, es incalculable :)

Y nada, que tenía "mono" de reflexionar por estos mundos y por una vez poner algo que no sea sólo medicina. Decía algún psicólogo español por ahí que "se habla mucho, pero poco de las cosas realmente importantes".

Pero dejo una perlita hospitalaria, y es que he redescubierto la Medicina Interna en las prácticas de Infecciosas tan bien lideradas por un médico con mucha experiencia, anécdotas, lógica y sabiduría. Hijo de médico, a su vez, parece unificar la medicina tan clínica de la época de su padre, de la transición a la era bioquímica y la actual, recordándonos al enfermo (primero: Nombre y fecha, siempre), cositas de la historia de la medicina curiosas y "trucos" para diagnosticar que no están en ningún libro. Y como chica "por qué" soy feliz, y somos afortunadas de estar con él :)

(me siento como si estuviéramos en el libro de El Médico pero en la actualidad y de verdad :D)

Pues eso, aprendiendo mucho mucho, filosofando, estudiando y viendo la lluvia caer, se pasa la semana, hasta este punto (y seguido). Madrugada del día de la madre, no lo olviden, cae este domingo :)

¡Besos!

4 comentarios:

ISABEL dijo...

¿la vida un sube y baja?. No lo sabes tu bien, jejeje, disfruta de tu juventud, de tus estudios, de tus amigos y de todo, que cuando seas "mayor" todo son complicaciones, pocas esperanzas y pocas ilusiones. Y no es por desanimarte, pero lo que vale es el momento, ni el pasado ni el futuro existen, o al menos no deberían existir.

blue dijo...

uffff... como diria una amiga mia: pero... ¿tu que tas fumao? jajaajaj

me he quedado o.O

aunque he de reconocer que efectivamente a veces no se habla de lo que debemos hablar... y la brujula interna... en fin, sumemoslo al dichoso "reloj biologico" jijiji

Mar dijo...

@isabel: bueno, mi objetivo es disfrutar siempre, aunque me imagino que las dificultades se suman y ya no hay alguien manteniéndote y cuidando de tí todo el tiempo... pero eso, no me desanima, está claro que el presente vale, pero el pasado y el futuro están ahí y a veces es útil tenerlos presentes, aunque sea solo una pequeña pincelaza para matizar el día a día y no "cagarla" de más :) seea como fuere, bienvenida! besos!!

@blue: ...naaada xD, es mi cabeza, que suele ser así aunque normalmente no sale de ahí y entonces no se nota xDDD, pero es divertido dejarlo salir a veces a ver qué pasa. El reloj biológico da miedito xD, se enciende cuanto menos te lo esperas!

Desi dijo...

Si haces cualquier cosa, suele salir una chapuza. Aunque supongo que depende del contexto.¡Vaya entrada meditatoria esta, eh! xD En fin, habrá que seguir la brújula interior (8) Beeeesos!!