miércoles, 18 de mayo de 2011

Tengo mono...

... de escribir.

Todo gira y gira sin parar, al fin y al cabo, somos como pequeños planetas que también orbitan sobre su propio eje y otros ejes invisibles, atraídos por el campo magnético más fuerte del momento.

Tal vez, ahora desprendas una energía que me repele, más de lo que puedo controlar. Tal vez, no esté hecha -ya no- para adoptar el rol de víctima necesario para asumir la culpa que tratas de echar sobre mis hombros. Otros problemas llegarán y serán problemas de verdad. Así que, me da igual si lo merezco o no (aunque sé que no), no lo quiero. La vida es muy corta. ¿Qué te pasa? No lo entiendo.

Abro el corazón a nuevas experiencias, nuevas personas que entran en mi vida, nuevas facetas de mí misma, nuevas facetas de la realidad del día a día. Y probar con cositas nuevas, con la entrega y salir y vivir y vivir... y dejar de esconderme entre estas cuatro paredes que se me hacen demasiado altas si me quedo demasiado tiempo.

"Aprender de nuestros errores para cometer otros nuevos es una buena fórmula contra la rutina", dice Jorge Bucay.

Así que estoy cansada de algunas rutinas que se repiten demasiado y me hacen daño. Dejar esto correr me hace sentir mejor, a mí. Así que no creo que me equivoque.

La pequeña HermanaEnfermera también suele decir que nunca se sabe qué hay detrás de cada persona y que somos demasiado jóvenes para obsesionarnos con una sola. Nunca sabes a la vuelta de qué esquina, cómo, dónde y por qué, llegará esa persona especial para quedarse, o al menos durante un tiempo largo.

No tengo ganas de quemarme. Una cosa menos en la que pensar, más memoria RAM libre para los exámenes, que son tannnntos, que tampoco me viene mal xD

Y luego, conciertos, y en medio, y después, gente y más gente, vida social y sonreír, como el señor que pasó hoy por consulta, tan mayor pero tan juvenil y que nos hizo reír a carcajadas. Quiero un trocito de esa sabiduría.



(Vetusta Morla - Copenhague)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buen post, o por lo menos a mí me ha gustado mucho. Lleno optimismo (a pesar de) y sabiduría. Dan ganas de salir a la calle..pero ya!

Marcela dijo...

Oye, según leía tu post, me parecía que tenía ritmo de canción, qué guapo. La energía personal sólo debe gastarse con quien lo merece y quien nos llena de culpas está claro que no nos quiere. Mucho ánimo para todo lo que afrontes.

Farera dijo...

Que todo fluya, no hay límites, eso solo lo pones tú, :)

besazo

Mar dijo...

@anónimo: a saliiir! :)

@Marcela: qué cosas, no lo sé, pero siempre escribo con música igual he acabado rimando cosas sin querer o algo xD Estoy de acuerdo contigo :), y aún así, requiere tiempo aprender eso. Muchas gracias, un besito.

@Farera: :) que todo fluya