martes, 6 de septiembre de 2011

Salvajes


"Pero yo no quiero recibir órdenes nunca. Yo no me rebajaré. Yo no tendré que esforzarme, eso es para los que no estudian, yo no tendré que hacer eso. (...)"


Érase una vez, en los albores de la vida, antes de que el ser humano aún existiera, hablara y llenara el mundo de edificios y burocracia, sólo habían animales salvajes.

¡Imagínate! corriendo libres, cazando y huyendo. Pájaros construyendo nidos, buscando alimentos para sus crías. Leonas cazadoras para tener algo que llevarse a la boca, ellas y sus retoños. Y, todos ellos, luchando por la vida. Porque eso era todo lo que había, solo ellos y el mundo que existía, los peligros. Vivir.

Tú, estás empezando. Pero ya no eres un niño, como antes. Y, al igual que un lobo salvaje que busca su propio territorio, lo defiende y trata de subsistir sin importar lo duras que sean las condiciones, a tí te tocará buscar tu propio destino.

Tu destino no viene a tí. Luchas por él. Y tu vida, es tu propia lucha. Es el momento de dejar atrás los bastones, las excusas, los rencores de lo que no tuviste. Ahora te toca a tí. Y tal vez no siempre puedas depender de, tienes que ser valiente, en esta jungla de cemento y asfalto.

Mientras tanto, tienes mi sonrisa a tu lado.

[del lado de los cobardes, solo hay oscuridad]

4 comentarios:

Marcela dijo...

Ya se sabe que una persona valiente es aquella que tiene miedo pero es capaz de superarlo y seguir luchando por su vida y sus ideas, en eso sí nos parecemos a los animales.

Farera dijo...

Puedes con todo, seguro. :)

Saltinbanqui dijo...

Una sonrisa es mucho.
;)

Mar dijo...

@marcela: exacto :) que no tome el control

@farera y saltinbanqui: :)