martes, 23 de agosto de 2011

Como la marea

Que se acerca, sube, rompe, vuelve a bajar.

Este ha sido un verano raro. Raro en muchos sentidos.

A veces me planteo si no soy yo, que exagero demasiado y, una vez más, me dejo llevar por mi exceso de intensidad. Pero qué se le va a hacer, esa es mi manera de procesar la realidad y, una vez pasado el temporal, todo parece caer en el lugar correcto. Y, ¿por qué no? como decían en psicología, un cambio de vida, o de trabajo, es todo un reto que puede salir fatal o genial y que, inevitablemente, implica un proceso de adaptación.

De este septiembre (y el curso que viene también claro) depende que acabe la carrera el curso que viene, o no.

En el caso de la primera posibilidad tendría, además, que pensar en cómo me preparo el MIR, ¿a distancia o en academia? ¿tendré el dinero? ¿qué opción me conviene más? Y después de todo eso, inevitablemente, pienso en que entonces la vida "happy" de estudiante se esfumará y tendré que aparcar a un lado la música.

Si ocurriera la segunda, podría matar el tiempo de mi año light trabajando a media jornada como médico (si tengo la suerte, como algunos compañeros), componer algo y luego, cuando los 6 meses de la cuenta atrás comenzaran, empezar a preparar el MIR.

Y otra cosa. ¿Qué especialidad? Eso sí que me tiene confundida. De momento creo que sólo cogeré un servicio que sepa que voy a disfrutar de verdad en el rotatorio libre y esperaré a que las ideas vayan cogiendo forma por sí solas. Al fin y al cabo eso ya es el final del proceso. Y como dicen por ahí "si te gusta de verdad la medicina, te gustará lo que elijas, no hay solo una posibilidad".

Y eso... que necesito unas vacaciones. A ver si huyo de la ciudad después de los exámenes de septiembre para ser más yo y estar menos loca xD


Domingo astromántico - Love of lesbian (con Zahara)

4 comentarios:

BlackZack dijo...

Es difícil no hacerlo, pero parece inevitable no ponerse a preguntar todas esas cosas. En cualquier caso, lo más importante es que aproveches lo que tienes al máximo, que lo pases lo mejor posible, que si te amargas antes de tiempo, son dos amarguras las que tienes en vez de una. Un besote.

Marcela dijo...

Pues a Asturias (a oviedo exactamente) viene mucha gente a preparar el MIR, así que si te animas te invito a unas sidras. A mí me da que serás una médica genial, sea cual sea tu especialidad.

ISA dijo...

Qué interesante, importante y stresante tener tantas opciones. Una duda ¿casi al final de la carrera no te has decantado aunque sea mínimamente por alguna especialidad?.
No estoy muy de acuerdo con lo que te dicen que si te gusta la medicina cualquier especialidad te gustará o puedas valer para ella: cirugía, por ejemplo, que me parece una de las más difíciles y complicadas.

Yo, si tuviera que escoger, escogería psiquiatria, con todo lo que esto conlleva.

Y desde luego, si admites una sugerencia, al MIR de cabeza. Tienes toda la vida para componer y cantar y estás en tu mejor momento para seguir estudiando y, si puedes, NO a distancia. Hacer relaciones cuando estudias también es importante.
Anyway, te deseo lo mejor ¡¡¡

Mar dijo...

@BlackZack: Eso es cierto :) o como me dijeron hace poco "déjaselo a la Marta del futuro". Primero Septiembre y después... ¡el mundo! xD Un besito

@Marcela: sí que va un montón de gente :) Vamos a ver qué pasa al final. Muchas gracias por la parte final ^^ ¡¡eso espero!!

@Isa: Bueno, todas no, es una forma de hablar. Pero tampoco me parece que una persona esté hecha "sólo para una especialidad". A veces pasa, pero son tantas y al final todo es medicina, que me parecería más normal que te gustaran varias. Pero bueno, a mí me pasa, me gusta Pediatría, Urgencias y Cirugía... Pero el año que viene, con calma, y rotando otra vez, trataré de aclararme más :) No pienso tampoco tener años sabáticos, haré el MIR pero todo depende de cómo se de el año para que sea una convocatoria o la del año siguiente. En fin, en fin, ¡todo se andará!