miércoles, 19 de octubre de 2011

Qué será, será...

(whatever will be, will be...)

Bueno, puede que suene raro pero, ahora, parece que realmente estoy algo más ubicada en 6º.

Y es que empezar el curso solapado con los exámenes de septiembre, papeleo de matrícula, papeleo de todo tipo de becas nuevas y extrañas, créditos de libre configuración (que nunca sabré para que sirve salvo para tocarte los c*...), sucesivos jet-lags mañaneros, visitas pendientes al médico y asadero de bienvenida... Pues eso, que estaba dando vueltas como una pequeña peonza.

Finalizada esta primera etapa, y dejando algo de hueco para poder pensar en otras cosas (priorizar, ¡siempre hay que priorizar!) queda el asunto de las academias famosas para preparar el MIR, su financiación (punto importannte) y ese interrogante que, quieras que no, sigue pendiendo en el aire: ¿acabaré este año?

Posible, es. Pero, también son unas cuantas cosas de por medio que aprobar, con lo cual, me siento en una especie de "limbo" estudiantil sin saber muy bien qué narices estaré haciendo el año que viene.

Anyway, estoy relajada (o al fin lo estoy xD). Cada cosa en su momento. Como dicen los neurólogos, nuestro cerebro funciona de forma secuencial y eso quiere decir que si le prestamos atención a una sola cosa la resolvemos en menos tiempo que si tratamos de resolver varias a la vez. Requeriremos más tiempo para cada una de ellas.

Y lo que tenga que ser será, que al menos esto ya está encaminado y más pronto que tarde estaré añorando los años universitarios en alguna guardia de hospital (pero con más dinero en el bolsillo).


Doris Day - Qué será será

2 comentarios:

Ana M. dijo...

Yo no creo que añore los años estudiantiles...:) jajaja
Sólo quiero acabar, decidir qué quiero ser y vivir, teniendo dinero para ello! No como ahora que siempre está por medio, jodiéndolo todo el dichoso dinero!! jeje. Al menos después cuando tengamos un día pesado o mil horas de hospital sabremos que tendrá recompensa, y no como ahora...;)

Ánimos para el comienzo de curso!!!
Mua

Mar dijo...

Ana M.: estoy de tu lado :) En esto influye mucho la situación de cada cual, pero si no estás a gusto en tu casa y el dinero es realmente un problema cotidiano, está claro, mejor acabar. A mí me lleva creando quebraderos de cabeza casi toda mi vida... Luego, con sus más y sus menos, al menos no tendrás la ansiedad del fin de mes ^^ (y lo valorarás más que otra gente). Besitos y muchos ánimos a tí también!