viernes, 28 de octubre de 2011

Escala de grises

Ayer fuí a mi primer congreso porque nos reservaban plazas de estudiantes (nuestro decano reservó plazas para 6º porque dice que estamos a las puertas de salir :) -y porque una tarta partida en demasiados trozos es muy poco para cada clase, solo 10 personas o así. Así que parece haberse establecido la norma invisible de 6º=congresos y el año que viene nos sucederán.

¿Y cómo es un congreso de medicina?

Para empezar, impactante.

Muchos puestos de muchas empresas farmacéuticas, con colores muy vistosos, folletos, regalitos -bolis y libretitas, los más algún pendrive, linterna de exploración, láser-. Cada uno exponiendo las estadísticas y maravillosas ventajas de su nuevo producto. Algunos de ellos llamaban a mi curiosidad, otros parecían no ser más que una manera más complicada de conseguir algo que se puede hacer sin medicamentos (como bajar de peso).

Y bueno, está claro que a la hora de la verdad lo que realmente le debería importar a un médico es si realmente funciona o no, si es mejor que los demás de forma significativa y, si es igual de bueno, no lanzarse directo a la piscina por si ese en concreto tiene efectos secundarios que aún no ha dado tiempo de conocer en un tamaño muestral mucho más grande.

Aparte de todo eso, las empresas al invertir en un congreso permiten que profesionales de dicha especialidad (la que sea) se reúnan, se conozcan, intercambien opiniones y, también, se hacen charlas por parte de los mismos profesionales sobre temas concretos.

Esa es mi parte favorita. Entre el mar de charlas siempre hay algunas muy buenas en las que realmente puedes aprender algo aunque resulte un poco paradójico que se mezcle con el merchandaising farmacéutico.

¿Conclusión?


Pues que cada uno debería ser crítico con este tipo de eventos. Es demasiado obvio que alguien que te regala tonterías por prestarle atención a su producto es un vendedor más, y el objetivo de su empresa, como de cualquier otra, es ganar dinero.

Tú, como médico o profesional sanitario, tienes como prioridad la salud del enfermo o la mejoría de su calidad de vida. Y saber tomar una distancia emocional prudencial a pesar de todo y valorar la calidad del producto (para lo cual es esencial echarle un ojo crítico a las estadísticas usando un poco la cabeza).

Y qué decir... Que vivimos en la sociedad del mercado y las grandes empresas, ahora mismo, dominan el mundo descaradamente. Que ahora, más que nunca, nuestros valores son importantes para que esto no descarrile. Y que el dinero es necesario también y, quieras que no, las farmacéuticas contribuyen a que se siga investigando y a poder montar eventos de este tipo que, bien aprovechados, sirven para aprender.

Y recordar siempre, aunque sea en el fondo de nuestras cabecitas, que todo, absolutamente todo, no se consigue sólo con fármacos. Que vale que hacer ejercicio, bajar de peso y ponerse a dieta son sacrificios que no es fácil que hagan nuestros pacientes (aunque los hay que sí, ¿eh?). Y sin embargo solo con eso conseguimos mucho (baja la tensión arterial, glucemias en los diabéticos, disminuye la incidencia de depresión y el colesterol en sangre, entre otras cosas). Los fármacos son necesarios muchas veces, eso es indudable, pero no son lo único para todos los casos.

¡Besos!

5 comentarios:

Miriam dijo...

Muy de acuerdo contigo!!! ^^

Un besote!

Ana M. dijo...

Yo también creo que has estado muy acertada en tus palabras.
Aquí mañana empieza un congreso de MFyC y creo que también me pasaré a echar un vistazo y ver qué tal está la cosa :)
Un besito!

Marcela dijo...

Cada vez tengo más claro que quiero que seas mi médica, chapó.

Mar dijo...

@miriam: besitos! :)

@Ana M: chachi ^^ además, que si hay alguien a quien le haga falta el material de papelería somos nosotros xD besos!

@Marcela: oooh :) ¡qué bonito! ^^ a ver dónde acabo...

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la pura e integral belleza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio, será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos azules...