miércoles, 30 de noviembre de 2011

Reestructuración cognitiva

Últimamente he estado algo ausente. En general. La vida es rara, y a veces abrumadora, pero parece que todo va retomando su lugar armónico poco a poco aunque yo sea lenta y tarde algo más en bajar la guardia.

Varias ideas para el blog me han estado rondando la cabeza (pero bueno, me las apunto mentalmente for the future) pero atacaré a esta primero.

Dice la psicología basada en la terapia cognitivo-conductual que lo que nos hace infelices son nuestros pensamientos. Todos sabemos que esto no es algo absoluto y hay cosas que inevitablemente nos hacen daño pero, lo cierto es que hay muchísimas cosas que nos hacen daño y podemos cambiar desde nosotros mismos. Y eso es súper genial. Optimismo puro y duro. Y un esfuerzo que, teniendo en cuenta lo muchísimo que compensa, no lo es tanto.

Esto puede sonar un poco simple (¿pero no todo tiene por qué ser complicado, no? xD), pero hacer una lista de tus pensamientos negativos del día/semana en una columna y poner al lado algo positivo ("esto en realidad no lo sé", "lo pensé pero al final no pasó y todo salió bien", "me apoyan más de lo que pensaba", etc...) según su contexto, es un primer paso.

Reforzar lo bueno (que lo hay). Pensar que el vaso se puede ver medio lleno. Darte importancia a tí primero y el derecho a decidir sin presiones externas. Nunca dejar de lado tus necesidades básicas. Poder ir caminando lento a un sitio en vez de con prisa. Respirar y dedicar un par de minutos a reflexionar antes de tomar una decisión antes de precipitarte.

Todas estas cosas (y muchas más) ayudan a disminuir el nivel de ansiedad y ver el mundo con más colores, menos amenazante, con algo que aportar(te).

Dejo para otro momento un tema muy interesante: "El triángulo de la dependencia". Una clave muy sencilla que sirve para entender cualquier tipo de relación disfuncional en cualquier entorno, que son esos típicos círculos viciosos que se repiten mil veces y nos hacen sufrir y perder la esperanza en un mundo cuerdo.



Así que, inauguro nueva sección, a ver si las ideas siguen dando de sí :), Los miércoles, psicología.

(y el resto, ¡lo que surja!)

5 comentarios:

Campanilla dijo...

Me apunto los miercoles a psicología. Primera alumna para Mar. No faltaré. Besos, Campanilla.

ISA dijo...

Muy pero que muy interesante tu post y espero con ansiedad el siguiente.
Por problemas familiares he tenido que ir a un psiquatra, particular, que me cobra un pastón, pero que me fue recomendado porque no es lo de mandar pastillas a diestro y siniestro, cosa que odio.
Estoy con medicación, es cierto, pero esta no me impide hacer una vida normal. Ni me sientan mal, puedo conducir, etc. Lo único: el alcohol, como es normal, aunque de vez en cuando me tomo una cañita o un vaso de vino y no pasa nada.
Este médico me hizo escribir unos puntos a seguir que no te puedes imaginar lo que me han ayudado. Los cumplo a rajatabla y he mejorado con nota alta. El tema va despacio porque el "problema" está ahí, pero algo es algo.
Clica en mi nombre y verás lo punto que me "obligó" a seguir: todos de sentido común, que como bien dijo alguien es el menos común de los sentidos.

Snow dijo...

Hola, ¡cuánto tiempo! XD Me paso a decirte que he pasado mi blog a otra url, por si no te habías enterado y quieres pasarte :) snowfey.blogspot.com

Miriam dijo...

Me encanta!!! ^^

Es todo mucho más fácil si vemos las cosas con optimismo! Por supuesto que me apunto a los miércoles!

Un beso guapa

Mar dijo...

¡¡me alegro de que les motive la sección!! :)

adelante pues!