miércoles, 1 de febrero de 2012

MIR 2012. Pregunta 131 (psicología)

Aunque no soy resi ni adjunta (el examen me toca el año que viene, si todo va bien), teniendo en cuenta que mis neuronas y mi tiempo no dan mucho de sí (¡última semana de exámenes!) y la "polémica" suscitada este año por la pregunta número 131 del MIR, procedo a resolverla, como otros tantos han hecho cada cual en su campo.


Vayamos a la pregunta que arrancó más de una sonrisa a mitad del examen del pasado domingo (¡es que es muuuy inesperada!):


131. Una paciente de 53 años a la que hemos atendido por un dolor de rodilla -orientado como artrosis- entra a la consulta de forma brusca y de pie y en tono áspero exclama: "¡Estoy enfadado con usted! ¡Hay que ver! ¡lo que me dio no me ha hecho nada, estoy en un grito!". La mejor intervención nuestra es:

1. Haga el favor de salir y volver a entrar de una manera educada.
2. Tome asiento y veré qué puedo hacer por usted.
3. Esta medicación que le di es la mejor y más segura para la artrosis de rodilla.
4. No sabe como lo siento, a veces ocurre, lo lamento de veras.
5. Yo también estoy enfadado con usted por la forma en que me chilla, si me habla como persona seguro que nos entendemos.


A simple vista, hay multitud de opiniones sobre la reacción más válida y parece más ambiguo que otra cosa, ¿verdad? Pues no lo es tanto (otra cosa es la formación que tenemos realmente en cada facultad en cuanto a psicología... ejem!):

1: Esta no es. Las personas cuando somos presa de emociones muy intensas (como la ira en este caso) nos cerramos y no somos capaces de razonar.

2: Esta es la correcta. Para más información ver en enlace que está al final del post en el apartado "el paciente agresivo".

Es una situación que despierta emociones intensas en nosotros (miedo, falta de autoestima, más agresividad por nuestra parte, las horas de guardia que arrastramos a nuestras espaldas... ) ya que que alguien venga gritándote es desagradable de por sí y nos sentimos agredidos.

Sin embargo, si reaccionamos con intensidad se convierte también en "nuestro problema" (con lo cual ya hemos metido la pata). Al sentarse, hablar de lo que siente y no poder usar lo que decimos en nuestra contra, su agresividad disminuirá de forma natural. Fisiológicamente las emociones intensas se liberan en una descarga pero luego tienden a disminuir, cediendo el paso a emociones más neutrales o incluso positivas. Es aquí cuando podremos hacer algo y trabajar la situación.

3: No es porque, una vez más, está cabreado y no razonará. Su dolor es suyo y él sabe que eso no le funciona. Sentirá que le mentimos y no le escuchamos.

4: Tampoco. Porque como vimos en el "triángulo de la dependencia" esto implica adoptar el rol de "víctima" y permitirle hacernos daño (sintiéndonos infinitamente peor). Tampoco sirve para resolver la situación de forma favorable para ambos.

5: No. Nos estamos implicando al responder emocionalmente ("yo también estoy enfadado"). Se puede desencadenar una discusión más fuerte que termine con un paciente que se va cabreado con el sistema sanitario en general y nosotros en concreto (además de los nervios que nos llevamos "de regalo").

En esencia, todo se resume en: no tomar ningún bando, no implicarnos emocionalmente y tratar de evaluar la reacción del paciente desde una perspectiva más "analítica", desde fuera, lo cual disminuirá la carga de ansiedad que tiende a "contagiarnos". Al final se trata de resolver la situación lo mejor posible por ambas partes sin permitir, tampoco, que nos haga entrar en el rol de víctima, dejando que "la naturaleza siga su curso", reservando los razonamientos y la resolución de la situación para cuando se encuentre más calmado, una vez se haya desahogado. Y, aunque sea la resolución de una pregunta MIR, creo que son pequeños consejos que nos pueden ahorrar muchísima ansiedad en el día a día en la consulta en un futuro (y también, denuncias y todo tipo de conflictos). Se trata de ser prácticos.


De forma esquemática y por orden cronológico, lo que se desprende es esto.

Miniguía. Paciente agresivo.

1. Analiza su reacción. Sirve para verlo de una manera algo más fría que nos "distrae" de nuestras emociones, disminuyendo la ansiedad.

2. Analiza tus emociones y admítelas honestamente para tí mismo, sin culparte. Por ej: "vale, siento miedo", "estoy enfadada"... Sirve para asumir el control. Ya sabes cómo estás tú y cómo está esa persona y más o menos intuyes por qué. Tienes un pequeño mapa de la situación que te permite mantener tu centro (¡la ansiedad es contagiosa!).

3. Recuerda tu objetivo: que todo se resuelva bien, que no me ponga nervioso/a.

4. Y la actitud: mirar por el bien del paciente y mostrar buena disposición.

5. Invitarle a sentarse (y en general conseguir que se siente). Sirve para que empiece a relajarse, para que sienta que quieres escucharle, y empezar a llevar las cosas por buen camino. En este punto no hace falta hacer nada, solo dejarle explicarse (y sobre todo, desahogarse) y mostrar empatía.

6. Resolución. En algún momento, después de todo esto, cambiará su tono de voz y se mostrará más relajado. Puede que incluso positivo. Aquí ya podemos empezar a hablar con más calma y resolver sus dudas.

.
.
.

Nota: claramente, parto de la base de la situación de agresividad en cuanto a culpar y gritar. Si peligra la integridad física del profesional, las vías son otras (avisar a seguridad).


Para más información: El paciente difícil: quién es y cómo manejarlo. (picar) Más extenso, toca más temas y matices, ¡súper recomendado!.

1 El MIR, para quien no lo sepa, es el examen que hacemos todos los que queremos acceder a una especialidad médica. Es una oposición fuerte en la que entran contenidos de toda la carrera que, por otro lado, nos permitirá tener un trabajo estable durante 4-5 años, con un sueldo menor (y cada vez menor) y, finalmente, el título de "especialista" en la especialidad que hayamos escogido (lo cual se hará en función de la nota, así que también hay cierto componente de competición).

6 comentarios:

farala dijo...

Pero yo creía que nos ibas a decir que su dolencia tenia algo que ver con su ambigüedad genérica/posiblemente sexual, es unA paciente de 53 anios que esta enfadadisimO con el medico, jejejeje

J. dijo...

Muy bien desarrollado! Vamos que cuando te toque presentarte al MIR...serás la Nº1.
Un besazo

BlackZack dijo...

Maravillosamente explicado, y muy lógico. Lamentablemente, como dices, la ansiedad es muy contagiosa, y para algunos más, y es difícil hacer siquiera el primer punto, sobre todo después de horas de guardia y más si ha habido frustraciones previas. Como te dije, a mí es que me saldrían del alma la 1 y la 5, en parte porque me imagino que en la situación real no sé si tendría tanta calma (dependería de cómo me encontrara) y porque peco un poco de orgulloso (jijiji *mira para otro lado*).

Pero vamos, que sí, que es la 2, lo importante sobre todo es "mirar para otro lado" mientras toda su descarga emocional te resbala (emocionalmente, no en cuanto al contenido, que es importante saber por qué está tan enfadado XD).

ISA dijo...

Como siempre, una cosa es la teoría y otra la práctica. Se ha hablado mucho de los pacientes agresivos y realmente hay casos de médicos que han resultado heridos por alguno de esos pacientes.
A título anecdótico puedo contar que hace ya varios años, mi madre tendría unos 75, y se quejaba de fuertes dolores en el pecho, en el costado, etc. La llevamos a varios médicos de La Paz y nada, que serían cosas de la edad y unas pastillas por aquí, otras por acá.

Una noche lloraba de dolor, fuimos a La Paz y "exigí" que le hicieran radiografías y sacaran su expediente.
¿Resultado?: tenía 3 costillas rotas no se sabe cómo ni cuando.
No soy violenta de actos, pero de palabra..... ufff lo que salió por esta mi boquita.
Obviamente estuvo ingresada varios días y de allí no me movieron ni con agua caliente. Y lo que recuerdo carcajeándome es que hasta pusieron un "segurata" que cada media hora o así se pasaba por la habitación, jajaja, debieron pensar que yo era una loca de remate.

conMdeMir dijo...

yo no sé porque hubo tanto revuelo con esta pregunta, yo vi bastante claro que tenía que ser la 2, sobre todo en el contexto de un examen mir xD
de todos modos muy buena la explicación :)
un saludo!

Mar dijo...

@farala: podría ser, podría ser... xD Se me escapó corregir la errata, pero aunque parezca mentira es así como salió en el examen! La dejaremos ahí para que sirva de recuerdo.

@J: bueno, bueno... a ver que tal sale, pero motiva mucho que me de ánimos alguien que ya pasó por ahí ^^ Un besito!

@BlackZack: exacto ^^ Así que, como quien no quiere la cosa, hemos descubierto una manera clara y sencilla de afrontarlo. Esto es como la "defensa personal" en un atraco, tienes que tener muy claro cada paso en tu cabeza para poner el modo automático y no dejarte llevar por los nervios.

@Isa: a veces se equivoca un lado y a veces otro, siento que pasara eso con tu madre Isa. Pero estas situaciones, que son desagradables, se dan en el día a día de la consulta y, mal manejadas, sirven para tener un montón de profesionales quemados que entraron con muchas ganas y ahora están hartos. Tener una vía para hacer las cosas de forma no dolorosa para ambas partes cambia completamente la sensación que se tiene al final de la consulta :) Y eso es muy importante.

@conMdeMir: xDD sí, montón de gente respondió otras cosas la verdad. Sospecho que acabará impugnándose... pero al menos sirve para introducir un tema muy útil. Besitos! :)