miércoles, 22 de octubre de 2014

¡Sigo viva!

Bajo manuales de diversos nombres (dermatología, hemato, neuro, trauma, cardio... y un largo etcétera de varias "-logías"), buscando pequeños ratitos cotidianos para dejar hueco a "la vida" y repitiendo el ritual día tras día. Rutina, rutina y más rutina. Pero con premio final, esa es la esperanza.

Sobre nuestras oposiciones (el MIR) se dicen varias cosas pero yo me quedo con dos frases como mantras: "lo que al MIR le das, el MIR te devuelve" y otra más, "es un ejercicio de fe". Así que cuando en el último simulacro de examen parece que por enésima vez estás atascada es el momento de aferrarse a esa fe y pensar que sí, los conocimientos van entrando, pero necesitan tiempo para enraizar.

Y eso... no sé. Es una vida un tanto extraña. Como vivir en una realidad alternativa dejando el resto de la vida en "pause" aunque, por supuesto, la vida es como es y siguen ocurriendo cosas a pesar de todo, buenas y malas.

Espero retomar el blog en condiciones cuando pase todo esto aunque igual vuelvo de vez en cuando a modo de desahogo, que buena falta me hace cada cierto tiempo.

En cuanto al diván de los miércoles, ese sí queda postergado para después del "día D".

Un beso a todos los que aún se pasan por aquí y ánimo a todos aquellos en circunstancias similares que anden en la lucha. The show must go on!








3 comentarios:

Miriam dijo...

Muchísima suerte mañana! ;)
Un besote!

J. dijo...

Espero que todo haya ido bieeeen! Un beso!

Martamarr Mar dijo...

Graaacias!! :D